Carta por una lectura de Mahmud Darwish anda en metro

Poeta Miguel Antonio Guevara

Hermano, durante toda la semana en las noches me he leído su libro Mahmud Darwish anda en metro, confieso que varias veces tuve que contenerme para no terminarlo en una sola sentada, no porque fuera una tarea que deseara terminar rápido, nada que ver, sino porque al empezar a leer sus páginas uno siente como si estuviera conversando con usted en persona y a mí me agrada conversar con usted en persona.

Los jurados del VI Premio Universitario de Literatura «Alfredo Armas Alfonzo» escribieron en su veredicto que:

Nuestra elección se funda en el hecho de que el libro juega con la ambigüedad del propio género literario, pues, aunque hay un evidente entramado narrativo (construido con un lenguaje sin acumulación excesiva de anécdotas, imágenes y adjetivaciones innecesarias), en ocasiones los personajes y la propia historia se difuminan. De esa manera, los relatos funcionan como un collage que impone una unidad basada en textos con denominadores comunes y una escritura suelta y muy atenta a los detalles observados con detenimiento. Todo ello nos lleva a considerar este volumen como la expresión de un discurso que se apoya en la fragmentación y apela a la realidad no como un conjunto de materiales a ser descritos, sino como un derivado de los experimentos verbales.

Estoy de acuerdo con ellos en casi todo excepto en la parte de lenguaje sin acumulación excesivadeanécdotas, desde los primeros textos detecté vivencias colectivas que sus ojos y oídos de escritor guardaron para utilizarlas en el momento preciso, en el texto indicado, por eso leer este texto es como volver a recordar esos encuentros con Juan y Warner en el porche de su casa o debajo de la mata de mango.

No fue una sorpresa para mí su estilo de redacción donde los personajes y la historias se difuminan como escribió el jurado, ni sus textos breves, incluso me atrevo a decir que tenía varias de las ideas centrales de las historias anotadas en sus pequeñas agendas, donde con tinta roja siempre lo he visto escribir en esa grafía suya que solo usted entiende, y que para mí siempre han sido un enigma.

Siento en Mahmud Darwish anda en metro, un toque autobiográfico que se manifiesta en ciertas ideas y párrafos, verbigracia:

Me he estado sometiendo a rigurosas rutinas y todavía nadie ha tocado la puerta, así que no hay excusas metafísicas de ningún tipo, me digo a mí mismo, siempre soy el primero en acudir a chantajearme a mí mismo.

No dudo que la historia “DEL RIGOR MORTIS DE ALGUNOS ANIMALES”sea una de sus experiencias de vida.

Siempre he sido un gran admirador de lo real maravilloso, y me ha costado mucho plasmarlo en lo que escribo, pero usted lo ha logrado en su estilo –si es que existe algo como un estilo propio- y también utiliza ideas fuerza suyas en este libro, consejos que nos ha dado siempre, que en algunas ocasiones no hacemos caso pero que siempre están ahí dando vueltas, verbigracia:

Las palabras construyen al mundo y las emociones y las palabras nuestras construyen nuestro mundo y nuestro destino.

O esta otra idea que colocaste en el libro sobre nuestros espacios de confort:

Quiero invitarte a que tratemos de ser como siempre hemos sido pero con otros lenguajes, otros espacios, otras gentes, es decir, si hemos sido pioneras, ambiciosas y determinadas, pues sigámoslo siendo, pero más allá del—otro lugar común nueva era— del espacio de confort, es decir, ¿sabías que hasta la gente presuntuosa, excéntrica, impulsiva, obstinada como nosotras también tiene su espacio de confort? Pues al parecer sí, míranos.

Me atrevo también a afirmar que los textos fueron escritos en tiempos distintos y en distintos lugares, pero como ocurre con su obra no se trata de libros o textos separados, toda su obra es un solo libro que escribes continuamente y sin parar, y aunque cada libro suyo brilla con luz propia, la verdadera luz de su obra se logra ver cuando se leen todos sus libros y textos.

Con estas humildes palabras reciba un fuerte abrazo y recuerde que en mí siempre tendrá un lector de sus libros.

Atte: Álvaro Samuel

Anuncios

Seminario: ¿Cómo sobrevivir a Globalistán? (I)

Bienvenidos a Globalistán

Globalistán es el nombre que le damos al resultado de la globalización, esto es, al espacio donde habitamos aquí y ahora. Pero Globalistán es algo más que un nombre, por un juego del lenguaje evoca o comunica inmediatamente –como una imagen poética, mediante un golpe de sentido y sonido– la consistencia de dicho espacio o, si se prefiere, la forma en que lo vivimos.

SIGUE LEYENDO →→→

A propósito de cambios…

Un arquetipo poderoso que recogí en algún lugar…

Escribo mientras avanza febrero y como un tren a toda velocidad pasan muchas imágenes e ideas por mi cabeza. 

Es un año extraño, difícil, como distante… 2019… como una cifra de historia distópica, con una diferencia algo cínica: no es el mundo futurista hipertecnologizado sino otra cosa, más bien una novela negra ciberpunk. 

No hay autos voladores sino lo contrario. Convive la mayor miseria de las guerras del presente con el devenir transhumano. Los malos siguen siendo los mismos al igual que los buenos. Explotadores vs. explotados. 

Hay cosas que nunca cambian.

Sigue leyendo →→→

Apuntes sobre el caos



Joven palestino protesta contra la ocupación israelí en Gaza

El reciente comunicado del Grupo de Lima en donde en su punto 9 incluyen una reclamación por el Esequibo me hizo recordar la declaración Balfour.

Ambas posturas están atravesadas por el colonialismo como ente que decide sobre el territorio.

En el caso Balfour: el colonialismo británico decidiendo sobre un territorio que no le pertenece; con respecto al Grupo de Lima: un dispositivo de la colonialidad haciendo el trabajo del neocolonialismo estadunidense.

Ambas acciones con una misma finalidad: la balcanización. La fragmentación del territorio.

Sigue leyendo →→→

+ sobre la escritura

¡Ay apuntes de los ayes!

Escribir sin dirección o propósito alguno, con una u otra incertidumbre, hacerlo porque no hay otra cosa mejor o al menos pareciera que es así. O como dice Heriberto Yépez: escribir para procrastinar el resto de las cosas.

La idea de escribir por escribir, se parece más a un deseo que a un concepto o algo que nos ronda para darle mejor forma.

Esa idea la acompaño de: escribir no es lo mismo que publicar y viceversa, al tiempo en que ninguna de las anteriores tampoco tiene que ver con el reconocimiento.

Sigue leyendo →→→

Sobre los “chalecos amarillos”

¿Dónde se acentúa la herejía?

Pareciera que la propuesta de Hakim Bey, la “zona temporalmente autónoma”, está desarrollándose en las calles de la París neoliberal.

Al decir malamente del Comité Invisible: no tanto la insurrección que viene sino la que está sucediendo.

Es decir, un caos situacional para poner en jaque a las instituciones. No hay “líderes” que canalicen y negocien las condiciones de los chalecos amarillos.

El fuego del material que se quema es apenas la exteriorización de la fuerza opresiva del sistema europeo, es la pelota regresándose tras rebotar sobre el muro.

Al parecer no hay corrientes políticas que puedan expropiar la potencia creativa-destructiva de la fuerza sin otro objetivo más que negarse a aceptar las condiciones (coercitivas) que ha impuesto el Estado.

Es un infierno del presente para responderle al infierno de lo real del devenir neoliberal.

Sigue leyendo →→→