Collages, Literatura y arte

Testimonios visuales de la poesía

Fragmento de Tabla ABCDiario. “El poeta es libre por naturaleza. La poesía, que es su vida, es su dignidad”, collages del poeta venezolano César Seco.

Gabriel Jiménez Emán[1]

Desde comienzos de mediados del siglo XX se produjeron en las artes plásticas una serie de transformaciones importantes. Entre ellas, las de hacer convivir lenguajes de distinta procedencia, en el intento de dialogar la cultura; tal proceso comenzó quizá con las vanguardias históricas y dio paso a expresiones como el cubismo, el cual se presentó al principio a manera de provocación (una parte de éste, en el ejercicio de Pablo Picasso, se había inspirado en ciertas máscaras africanas), luego devino en decodificación genuina de significantes de varios legados históricos, para después volcarse en el universo individual de sus creadores, en busca de un ideal de transformación de la sensibilidad, que debía sufrir urgentemente un cambio cualitativo, y a la vez aproximarse a los actores sociales.

Seguir leyendo
Estándar
Collages, Literatura y arte

Insolente aforística (2da parte)

“Pez fuera del agua”, collage.

*
La noche es la hora de la poesía. El día es oralidad. Crónica. La narración es omnívora. El ensayo es vespertino, le gusta el atardecer y a la filosofía, ay, la filosofía no tiene tiempo, vive alter tiempo. Fuera de él o en todo él atravesándolo.

*
Las características más esenciales de la poesía, el ensayo y la narrativa: en la primera se canta, en el segundo se piensa y en la tercera se cuenta. Sin embargo, hay veces en donde cantamos, pensamos y contamos en un mismo lugar. Así debiera ser toda literatura.

*
El ensayo es libertad. Una tentativa o deriva. Esa caminata sin rumbo en donde no importa el llegadero sino el camino. Por cierto, en griego káminus hace referencia no a la senda sino al fuego con el que nos abrigamos al llegar. Como que el ensayo es un camino, ¿no?

*
El ensayo aunque no tiene una pretensión de verdad puede ser vehículo o registro de grandes intuiciones. Su caída es un trenzado no una imposición. El lector de ensayo debe sentirse más inteligente en la medida que lee. Si se intimida es porque el ensayista lo ha espantado.

*
El ensayo puede ser sobre nada pero así sea sobre nada debe basarse en una problematización en un tensionar y pensar constante, así sea de la nada misma y sus alrededores.

*
Lugares para incubar un ensayo: colas, tráfico, metro, mercado, baño, cama, hastío, exaltación, aspiración, deseo, cuerpo, entre otros…

*
7 consejos para escribir un ensayo:

1. Pensar

2. Esbozar la idea (mapa mental, lista, fragmentos)

3. Dejar descansar

4. Escoger lo mejor y redactar un borrador

5. Dejar descansar el borrador y pensar

6. Revisar, quitar, poner

7. Leer en voz alta y corregir

Seguir leyendo
Estándar
Collages, Literatura y arte

Insolente aforística (1era parte)

“La torre”, #tarotcollage, 2020.

*

Esta madrugada hasta el canto de los grillos dice “cuarentena, cuarentena, cuarentena…”

*
“El estado actual nos demanda desacelerarnos”, dijeron a coro. Justo antes de la nueva carrera por la hipervelocidad.

*
“Mauricio Babilonia”, pedazo de nombre para un personaje, ¿no? Me encantaría llenar un cuaderno de nombres memorables de la literatura, ¿se les ocurre algún otro?

*
Irán los gallos y su canto hasta la puerta del día. Y aún así, la cuarentena no quedará en el pasado, en medio de la noche. Sé que no soy el único despierto a estas horas. El cuerpo me lo dice. El mundo detrás de la ventana lo canta.

*
#nomascuarentena dice el coro / “como si tuviésemos más alternativas” / responde el eco que rebota en los cuerpos / hastiado del encierro / y de la normalidad / la nueva / que llegó para quedarse

*
Canales los ojos / la cuenca de la boca por donde la palabra sale / canales la piedra lanzada / dibujado un arco en la memoria / por donde pasa la carne / del cuerpo que alguna vez fuimos / canales los márgenes / las huellas / la tarde

*
Escuchen mucha música por si acaso el mundo se acaba en este pseudo apocalipsis. Y sobre todo por si existe el infierno. Lo más seguro es que sea un lugar sin música o una dimensión en donde la música nos escucha a nosotros, los desafinados de siempre.

Seguir leyendo
Estándar
Collages, Literatura y arte

Entrevista a Miguel Antonio Guevara

Jhensy Lucena joven collagista, música y poeta venezolana me realizó una entrevista para su portal Café de las seis en donde hablo de mi trabajo visual y literario.

Jhensy tiene rato haciendo un intenso trabajo de periodismo cultural con artistas venezolanos emergentes que lo recomiendo con los ojos cerrados.

Disfruté mucho su entrevista porque no fue la típica reseña, sino un asunto que va más a lo que me interesa: el proceso creativo.

Lean y compartan entre los suyos, querid@s: https://cafedelasseis.blogspot.com/2020/05/el-cuaderno-hipertextual-de-miguel.html

Estándar
Collages, Literatura y arte

Reflexiones sobre la creación hipertextual

Extensión de la escritura

Desde que era pequeño he tenido la oportunidad de tener diferentes tipos de acercamientos a la creación. He curioseado en el teatro de títeres, la música, el performance, las ciencias sociales, la escritura y otras prácticas en una búsqueda que tiene la finalidad de responderme múltiples interrogantes.

Creo que si en algo coincide mi deseo o interés por cada cosa que hago y he hecho a lo largo de mi proceso creativo ha sido darle respuestas a diferentes inquietudes.

En cuanto a la creación visual, creo que se trata de una dimensión llena de puentes que me conectan con todas las prácticas estéticas posibles, porque para mí cada disciplina creativa forma parte de un mismo lenguaje, y al final cada una me ayuda a definir una práctica principal —que no es la que prefiero pero por alguna razón que desconozco es la que más practico —. Me explico: ese cúmulo de prácticas o disciplinas con las que me he formado han sido decantadas posteriormente en la escritura, y cada una de las cosas que hago se convierte en una extensión de la escritura. Porque eso es lo que soy esencialmente: un escritor. Es decir, cada una de mis piezas son una extensión de mi ejercicio escritural.

Cuando escribo estoy superponiendo imágenes al igual que cuando hago collage, porque me considero más un collagista que un artista visual, los artistas visuales tienen otros intereses, el mío es extender mi escritura a través de la vía que me ofrece el fragmento, el collage.

Además, el collagismo es un contacto con mi niño interno; todos hicimos collage en el preescolar, así que es un dispositivo que nos permite conectarnos con nuestro otro yo que juega, ese que no está alienado o adoctrinado por el mundo y la experiencia del mundo. Porque no hay cosa más seria que el juego de niños; se dice que el ser humano sabe porque juega, no juega porque sabe.

No hago collages para plantear lo absurdo o una serie de escenas o correspondencias insólitas, como de hecho se ha creído que es el fin de la práctica collagista. Componer una imagen es un asunto tan real y tan coherente, tan lleno de utilidad e igual de importante como lo es tener un trabajo, cocinar, escribir un poema, una narración o un ensayo. Para mí la imagen se ha convertido en un lugar para esbozar problemas, y exponer diferentes discusiones (ontológicas y epistemológicas) que me permiten planteamientos siempre atravesados por la ética, la estética y la política. Vivimos en un mundo de imágenes muertas —para mal parafrasear a Walter Benjamin— y creo que es el resultado de una sociedad que ha empobrecido al lenguaje llenándolo de ruido.

Esa entonces es mi ambición: en este mundo de imágenes muertas, en esta sociedad de palabras muertas, revivir esas dos dimensiones de la existencia a través de montajes en donde la imagen y el lenguaje escrito son la principal herramienta de creación.

Estándar
Collages, Literatura y arte

VISO: Aproximación a Una Imaginería Lírica (poesía visual, objetual y collages) en Venezuela

Mi amigo, el artista experimental Ender Rodríguez acaba de realizar un libro extraordinario sobre el collage (y la poesía visual-objetual) en Venezuela y lo pueden ver por acá.

Es un trabajo increíble sobre un tema poco frecuentado en la investigación artística, literaria y cultural venezolana.

Allí podrán encontrar algunas de mis obras y de otrxs artistas visuales venezolanxs.

Estándar
Collages

Epistemología

collage, 14x21cm.

La primera vez que escuché la palabra “epistemología” fue hace mucho tiempo, tendría apenas 20 años. Sucedió cuando me cayó en las manos un libro de Gastón Bachelard, “La formación del espíritu científico”.

Recuerdo que al buscar la definición no la entendía del todo. Esa idea de una filosofía de las ciencias era todavía algo arcano, oscurito, digamos, muy complicado para lo ansioso que era en ese entonces.

Fue años más tarde, en una clase magistral con el filósofo boliviano Juan José Bautista Segales cuando escuché la mejor definición de “epistemología”, él decía: la epistemología es el ejercicio que hacemos cuando pensamos lo que pensamos cuando estamos pensando.

Desde ese momento, cada idea la paso por ese pequeño tamiz, detector o brújula del pensar y del origen del pensar. Esta imagen, es un homenaje a esa tarea, ahora, afortunadamente obsesiva.

Estándar